¿Qué es el magnesio?

Es un nutriente mineral esencial para la vida. A nivel biológico es imprescindible para que el ATP, nuestra principal forma de energía a nivel celular, se sintetice; no podría darse la fotosíntesis en las plantas sin él (es parte de la clorofila); juega un papel importante en la síntesis de ADN y ARN, nuestro material genético, y su déficit puede provocar graves enfermedades. Es, pues, esencial mantener un consumo equilibrado de este mineral, pues sin él la vida animal y vegetal, tal como la conocemos, no podría darse.  No hablamos ya de los beneficios del magnesio, sino de que no podemos prescindir de él.

¿Dónde se encuentran las principales fuentes de magnesio?

Semillas (de lino, de sésamo, de calabaza…), cacao en polvo, espinacas, salvado (de casi cualquier cereal), frutos secos…, son algunas de las principales fuentes de magnesio que podemos encontrar en la naturaleza. Cereales integrales, edamame (vainas de soja con una preparación determinada), ciertos pescados, guisantes o dátiles son otros alimentos en los que podemos encontrar una notable cantidad de este mineral.

¿Cuáles son los beneficios de tomar magnesio?

Los beneficios de consumir magnesio son innumerables, pero citaré los principales:
Es un magnífico antiestrés

Estudios científicos han demostrado que el magnesio participa en infinidad de procesos biológicos; uno de ellos es el de mantener activas las neuronas y proporcionar a nuestro cerebro bienestar. Eso se debe, entre otras cosas, a que los niveles de magnesio inciden directamente en la producción de serotonina, una de las llamadas hormonas de la felicidad.

Fortalece nuestros dientes y nuestro esqueleto

Otro de los procesos en los que interviene el magnesio es el de la fijación del calcio y del fósforo en dientes y huesos; por tanto, si queremos prevenir enfermedades óseas como la osteoporosis y mantener nuestra boca en perfecto estado, lo mejor es mantener buenos niveles de magnesio en nuestro organismo. Se ha hablado mucho del calcio como suplemento nutricional (aparece en montones de productos enriquecidos con él), pero lo cierto es que el calcio, sin el magnesio, no funciona.

Regula la hipertensión y previene enfermedades cardiovasculares

El magnesio contribuye a prevenir arritmias y otro tipo de disfunciones cardiacas. La falta de magnesio puede provocar, entre otras enfermedades, dolencias cardiovasculares; relaja paredes venosas y arteriales, lo que sin duda es importante para disminuir la presión arterial. Aquí tienes uno de los beneficios del magnesio más importantes en lo que a salud se refiere.

Aporta energía

El magnesio forma parte de la estructura de nuestros huesos, como ya he comentado, pero también de los músculos, sangre y demás tejidos. Sus niveles en el organismo van íntimamente ligados a la energía vital y a la capacidad de afrontar el día a día.

Facilita las digestiones y evita el estreñimiento

El magnesio está presente en nuestra saliva y en nuestros jugos gástricos, lo que favorece que nuestras digestiones sean menos pesadas. Además, y por los mismos motivos, actúa como un suave laxante. Como ya habrás imaginado, el magnesio participa directamente en los procesos de adelgazamiento o regulación del peso.

Cuida los riñones

Si hay un beneficio del magnesio que las personas con problemas de riñón van a valorar es este: los cálculos renales son, en esencia, pequeños depósitos de calcio; el magnesio ayuda a movilizar el calcio, por lo que es importantísimo para prevenir la acumulación de las dolorosas piedrecitas en el riñón. Por tanto, contribuye a que dichos órganos, responsables directos de la eliminación de toxinas del organismo, estén a pleno rendimiento.

Magnífico aliado contra el insomnio, migrañas y depresión

Otro de los beneficios del magnesio es su capacidad para favorecer el descanso. El magnesio favorece la producción de melatonina, hormona que regula los ciclos de vigilia-sueño; el magnesio, además, mejora la calidad del sueño. Como he dicho anteriormente, este mineral también estimula la producción de serotonina, lo que hace que el fantasma de la depresión se aleje de nosotros.

Mejora la vida sexual

El magnesio es necesario para la producción de DHEA, que el cuerpo transforma en varias hormonas, incluyendo las hormonas sexuales femeninas y masculinas (estrógenos y testosterona). Por lo tanto, unos niveles adecuados de este mineral en el organismo van a influir positivamente en la calidad y frecuencia de nuestras relaciones sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies